Total Recall

Remake de El Vengador del Futuro

Cuando me enteré de que harían un remake de Total Recall, mi primer sentimiento fue de frustración: iban a arruinar un clásico. A medida que supe de los cambios de la historia y del elenco, el pronóstico no fue mejorando. Con la llegada de los primeros teasers y trailers me dije “Bueno, visualmente se ve excelente, pero ¿Dónde está Marte?”.

Finalmente, a principios de agosto se estrenó Total Recall. Debo confesar que nunca fue tan grato comerme mis palabras. En lo que a mí concierne la película fue excelente. A continuación haremos un repaso de la producción, el elenco, la historia, el argumento y la comparación con la película original.

Con un presupuesto de $125 millones de dólares, en el primer fin de semana de estreno (5 de agosto) recaudó más de $25 millones solo en Estados Unidos, una cifra que podría ser mejor, pero recordemos que en ese momento The Dark Knight seguía ascendiendo. De todas formas fue un muy bien comienzo para este remake.

En esta nueva imaginación del cuento corto “Lo podemos soñar por Usted al por mayor” de Philip K. Dick, el director Len Wiseman (Underworld, Underworld: Evolution) saca a relucir lo mejor de los efectos especiales, creando una atmósfera realmente futurista y a la vez un tanto deprimente, realmente logra meternos dentro de este mundo post-crisis.

En los papeles principales tenemos a Colin Farrell (Alexander, Miami Vice) que interpreta Douglas Quaid, el personaje principal de la historia. Seguido de cerca tenemos a las exuberantes Kate Beckinsale (Underworld) como Lori Quaid y Jessica Biel (The Illusionist, The A-Team) como Melina, en papeles diametralmente opuestos.

En los papeles secundarios tenemos a Bryan Cranston (Breaking Bad) interpretando al canciller Cohaagen, como un villano un tanto carismático. Y por otro lado tenemos al emblemático Bill Nighy (Pirates of the Caribbean, Shaun of the Dead) como Matthias, el líder de la revolución. También tenemos a John Cho (Harold & Kumar, Star Trek) en el breve papel de McClane, el operador en el centro Rekall.

La historia en Total Recall comienza marcando dos hechos recientes e importantes en la historia de la humanidad. El primero es que debido a una violenta guerra química, la mayor parte de la superficie terrestre está inhabitable. Solamente la zona de Inglaterra y Australia han quedado medianamente habitables. Por lo tanto el espacio habitable se ha convertido en el recurso más preciado.

Otro evento importante es la formación de dos naciones. La primera es la Federación Unida de Britannia (United Federation of Britain) y La Colonia (The Colony). La Federación reúne las principales naciones occidentales, con su sede en Londres y bajo la dirección del canciller Cohaagen. En la otra punta del mundo tenemos a La Colonia, una mezcla de Australia y naciones de Asia, que les ha tocado la peor parte dado que están bajo el subyugo de la Federación.

Por último tenemos el medio de transporte. Denominado como La Caída (The Fall) es la única vía de transporte entre la Federación y La Colonia. Es un tren gigantesco que comienza en una caída libre hacia el centro de la Tierra, atraviesa el núcleo, sufre de un cambio de gravedad, y por último resurge del otro lado del planeta, todo en 17 minutos. Diariamente miles de ciudadanos de La Colonia (todos ellos considerados de segunda categoría por la Federación) son enviados ida y vuelta hacia Londres para realizar los trabajos pesados que nadie quiere hacer.

A partir de la conjunción de todos estos Online Pokies factores, es que se forma un movimiento revolucionario en La Colonia que quiere lograr una equidad entre ambas naciones. Aquí es donde el argumento de la película comienza.

Nos encontramos con Doug Quaid, un ciudadano de La Colonia que viaja diariamente hacia Londres, mediante La Caída, para trabajar como un operario de la construcción de sintéticos. Los sintéticos son robots especializados en hacer cumplir la ley. Sin embargo, a pesar de estar felizmente casado, Doug se siente perdido en la vida, desilusionado de donde trabaja, de donde vive y de ser un ciudadano de segunda clase (por el solo hecho de vivir en La Colonia). Finalmente, a pesar de que sus allegados le recomendaron lo contrario, Doug decide cumplir una fantasía, o al menos recordarla.

En este futuro distópico de guerras devastadoras, robots, autos voladores (¡sí!) y ciudades monstruosas no podía faltar el nicho de los que juegan con el cerebro. Por una módica suma en Rekall pueden implantarte de forma química cualquier recuerdo que el comprador desee y así engañarse a si mismo de que ha realizado su más loca fantasía: estrella de cine, atleta mundial, rico y poderoso, entre todas las infinitas posibilidades. Pero como era de esperarse Doug decide ser un agente secreto, un espía.

En el momento que los operadores de Rekall le están inyectando sus nuevas memorias comienzan a surgir los primeros problemas: Doug ya tenía implantes de memoria.

Doug logra despachar a un equipo de diez policías especializados en menos de quince segundos. Proeza que ni el propio Doug se cree que acaba de hacer. Es en este momento donde se comienza a desdoblar la primera trama de la historia: ¿es Doug realmente un agente secreto? Y si es así: ¿es agente de Cohaagen o de Matthias? Y quizá más importante se saber ¿por qué ocultaron su identidad?

La trama continúa explorando estas posibilidades y algunas otras en medio de mucha acción, tanto en La Colonia como en el propio centro de Londres.

Como ya sabrán muchos, esta película es un remake de la realizada en el año 1990, que tenía como protagonista a ni más ni menos que Arnold Schwarzenegger (Predator, Terminator); dirigida por Paul Verhoeven (RoboCop, Starship Troopers), Total Recall (1990) fue emblemática en su época y todavía aún lo es.

Podemos comparar el remake y la original cuadro a cuadro y veremos prácticamente las mismas escenas (al menos en su 75%). Sin embargo ambas son completamente distintas en su contexto lo cuál hace que este remake sea muy disfrutable. En la original tenemos una colonia de mineros en Marte (el planeta rojo) quienes sufren de mutaciones debido a la radiación y el aire es un recurso muy preciado en la colonia. En esta nueva versión ubicada completamente en la Tierra el principal problema es el propio hábitat, la lucha de poder entre la Federación y La Colonia, y una revolución entre manos.

Por último me queda decirles que vean primero la original y luego el remake, van a entender un montón de guiños que hace el remake en homenaje a la original. Si bien la trama es la misma, el contexto ha sido cambiado lo suficiente y pensado para disfrutarlo al máximo. Lo único que puedo agregar de negativo es que el final hubiera sido mucho mejor si lo hubieran cortado antes. En la película original nos queda planteada la duda de si lo que le ocurre a Douglas Quaid es realidad o solamente parte del sueño, pero en esta nueva versión esa duda queda aclarada; quizá esto se deba a que la audiencia de hace 20 años podía disfrutar más de un final abierto.

¡Comenta!