Mens Insana In Corpore Insano – N

Transmisiones desde el Asteroide M

¿Qué les parece? ¡Una segunda columna! Prometo no festejar cada columna de esta manera, porque algunos pueden acusarme de que sea un vil truco para rellenar espacio. ¿Y saben qué? Lo es, y además, voy a encontrar otras maneras de rellenar espacio, así que ¡nyah(rlathotep) nyah(rlathotep) nyah(rlathotep)!

Para está edición, he decido quejarme de un tema que me tiene muy preocupado… y es la vergüenza de Christopher Nolan (no hay spoilers de de The Dark Knight Rises en esta columna, no os preocupéis). No es que el sea una vergüenza, sino que siente vergüenza. Una vergüenza que lo lleva a disimular cosas que son indisimulables… Es como si un travesti tuviera vergüenza de su panza peluda, y se pone tops que cubren su vientre… pero deja al aire sus velludas piernas, y una cara con barba de GI Joe de los setentas…

¿A que me estoy refiriendo? Christopher Nolan ama a Batman… de eso no me cabe ninguna duda. Absolutamente ninguna duda. La recientemente finalizada trilogía de aventuras del hombre murciélago que nos ha regalado (bueno, regalado es un decir) es la prueba más irrefutable de eso. Batman Begins es una de las mejores películas de superhéroes que he visto en mi vida; The Dark Knight Rises es un poco menos solida, pero es una de las películas de superhéroes mas cautivantes (mientras la miraba) que he experimentado, y The Dark Knight (a secas), pese a encontrarse tercera lejos en mi ranking dentro de la trilogía, es un excelente film del encapotado. Es indudable que esta tripleta es la mejor versión cinematográfica hasta el momento.

De lo que tiene vergüenza (carajo, estoy repitiendo de lo lindo esa palabra hoy, ¿no?) Nolan es de dirigir una película de superhéroes. Se estarán preguntando porque digo eso, si acaba de hacer tres de corrido; ni que mencionar que está produciendo The Man Of Steel, la próxima película de Superman. Es evidente que a este hombre le gustan los superhéroes, no hace películas tan buenas siendo un simple mercenario de la dirección. Son obras de amor, obras de arte incluso, más allá de la valoración individual que haga yo de cada película individual.
¿Voy a llegar al punto algún día? Si, ahora: Nolan tiene vergüenza de que una película de superhéroes tenga una ambientación que parezca de superhéroes. Tiene vergüenza de la Gotham City que lo vio nacer (si, ya sé que tenía carrera antes de Batman Begins, es una forma de decir). Batman Begins tiene una perfecta atmósfera de Gotham City, con una Chicago enchulada digitalmente. Se ve oscura, se ve ominosa… es tenebrosa pero al mismo tiempo hermosa, admirable. Como dijo alguien que leí recientemente en una discusión sobre las dos primeras películas de la trilogía: le faltan los zeppelines y es The Animated Series.

Así tiene que ser Gotham City. Es un sendero peligroso, es cierto, pero que vale la pena transitar. Ciñéndonos a los largometrajes cinematográficos (sin contar la película basada en la serie de Adam West), los dos de Tim Burton pecan un poco de barrocos, como con demasiada cosa (está bien, es Burton)… y ni hablemos de los dos de Joel Schumacher, en donde parece que un container de neón y otro de mal gusto chocaron en el centro de la ciudad. Ahora todos lamentamos esa tragedia.

Sin embargo, el portador de esa vergüenza soberana, también es la persona que lo logro perfectamente. Siéntense y miren aunque sea un pedazo de Batman Begins, y van a ver la Gotham City más perfecta que jamás haya aparecido en celuloide. Sin embargo, el Sr. Nolan, para su siguiente película, se cagó (porque no hay otra palabra), y decidió que Gotham City ahora se pareciera 100% a Chicago. ¿Por qué? En pos de su amado realismo.

A ver, Chris… (¿Te puedo decir Chris?) ¿Qué realismo? Estás haciendo una película de superhéroes! Aunque Batman sea el dark knight, aunque sea un detective (que dicho sea de paso, en tus películas no hace mucha cosa de detective…); aunque sea un universo fílmico separado de todos los demás personajes de DC (yo siempre digo que gran parte de lo que hace a Batman un superhéroe y no un héroe pulp como The Shadow es el contexto)… sigue siendo Batman. ¡¡¡¡POR EL AMOR DE BILL FINGER, TENES UN TIPO DISFRAZADO DE MURCIELAGO, ENTRENADO POR UNA LIGA DE ASESINOS DE LAS SOMBRAS, CON SUPERTECNOLOGIA, PELEANDO CONTRA UN PAYASO LOCO!!!! ¿Y TE PREOCUPA PONERLE UN POQUITO DE ONDA A LA CIUDAD?

En The Dark Knight Rises la cosa mejora un poco; pero eso sigue siendo una ciudad normal (una mezcla de varias ciudades reales, en este caso). Una ciudad normal que tiene a un tipo disfrazado de murciélago, que ahora tiene una nave voladora híper avanzada, y hay otro tipo (este con una máscara rara) entrenado por los mismos asesinos legendarios. ¿Cuál realismo? ¿Tanto costaba ponerle un poquito de charme a la ciudad?

Y bueh… ya lo dice el dicho… vergüenza es robar…

¡Comenta!