Inception

inception-poster-webDe vez en cuando aparece una película que mezcla la ciencia ficción y el drama de forma magnífica con una trama inteligente, con cierto grado de complejidad, que engloba conceptos y sentimientos comunes y los expande sobrepasando los límites. Estas son películas que disfrutamos viendo más de una vez, en este caso para terminar de entenderla deberíamos verla más de un par de veces. En esta ocasión la película que tienes que ver es Inception de Christopher Nolan.

Bueno, ¿qué podemos decir de esta película? Pues que si aun no la has visto… ¡ve inmediatamente a verla! En serio, y varias veces. Inception es ese tipo de películas que tienes que prestar bastante atención y que luego de verla seguirás sin entenderla completamente hasta que la veas un par de veces más.

Estrenada en el 2010, este filme es escrito y dirigido por Christopher Nolan. Tuvo un presupuesto del entorno de los $160 millones de dólares y logró recaudar en la taquilla un total de $291 millones de dólares en Estados Unidos y $825 millones de dólares en el resto del mundo, es decir que solo en taquilla obtuvo más de $1 billón de dólares. Evidentemente Nolan sabe como hacer películas.

El elenco es igualmente de sorprendente, el protagonista es Leonardo DiCaprio (Titanic, The Departed) en el papel de Cobb. Luego contamos con Joseph Gordon-Levitt (The Dark Knight Rises, Looper), Ellen Page (Juno, X-Men: The Last Stand), Tom Hardy (The Dark Knight Rises), Cillian Murphy (28 Days Later) e incluso un breve papel interpretado por Michael Caine (The Prestige) como el padre de Cobb, además de muchos otros actores de primer nivel.

La trama del filme comienza con un concepto muy interesante en el que enraba a la ciencia ficción. Un desarrollo militar permite, mediante una máquina, que varias personas compartan un mismo sueño. De hecho el escenario de ese sueño puede ser preconcebido al detalle por uno de los participantes, al cuál se le denomina arquitecto. Dentro de este sueño artificial nuestro subconsciente lo llena de personas que son en realidad distintas facetas de la psiquis de los soñadores.

Mr. Cobb, el protagonista, utiliza esta tecnología para poder entrar libremente al subconsciente de personas claves –denominados soñadores– dónde podrá robar información valiosa. Los objetivos suelen ser altos ejecutivos de poderosas corporaciones. Esta idea lleva el espionaje corporativo a todo un nuevo nivel.

Desafortunadamente Mr. Cobb es perseguido por el gobierno de Estados Unidos y no puede regresar a su hogar, hasta que una poderosa corporación le ofrece que si logra llevar a cabo un trabajo podrán limpiar todo su historial y permitirle regresar a su hogar. La propuesta es muy tentadora pero el trabajo a realizar es casi que imposible, un inception.

El concepto es que si uno es capaz de robar una idea del subconsciente de una persona, entonces podría implantar la idea otra. Debido a la magnitud, riesgo y complejidad de lo que deberá hacer es que Cobb reclutará un nuevo equipo.

Contamos con Arthur (Gordon-Levitt) quién se encargará de la logística y la investigación de trasfondo del objetivo. Eames (Hardy) será el falsificador. Yusuf (Dileep Rao) es un farmacéutico que creará un compuesto químico para mantener a todos profundamente dormidos. Por último tenemos a la arquitecta del sueño: Ariadne (Page).

La historia nos llevará por tres niveles de sueño: un sueño, dentro de un sueño, dentro de otro sueño. Cada capa se adentra más en el subconsciente de la víctima, permitiendo que la posibilidad del inception sea posible. Otro detalle sobre estos “sueños dentro de sueños” es que la percepción del tiempo se hace sensiblemente más lenta entre más capas haya, así que un minuto en el primer sueño puede corresponder a una hora en el último.

La historia que ha creado Nolan entreteje el drama, acción, suspenso y ciencia ficción de forma sublime y rebuscada. Acompañando a la historia tenemos una banda sonora digna de dicha mezcla, elaborada por Hans Zimmer, gran colaborador de Nolan en sus últimas películas. Cabe destacar la pieza “Non, Je Ne Regrette Rien” de Edith Piaf la cual no solo es importante en la película sino que además Zimmer utilizó los primeros acordes en muy baja velocidad para dar relleno a varias parte de la banda sonora y dar la noción de que en un sueño todo ocurre más despacio, como por ejemplo la música.

Debemos sumar a los elogios a los efectos especiales, los cuales si bien muchos fueron generados por computadora, unos cuantos fueron efectos prácticos, como la escena de lucha en gravedad cero o cuando giran las habitaciones o también la escena del tren en la calle para la cuál construyeron sobre un camión una replica exacta de una locomotora.

Si estás con ganas de ver algo fuera de lo común, una trama inteligente y una actuación a la par, pues entonces Inception es la película que estas esperando ver, incluso más de una vez.

 

¡Comenta!